HUMOR

Otros...





Un granjero demandó a una empresa de buses por las lesiones que sufrió en un accidente. En el juicio, el abogado de la empresa le pregunta: ¿Acaso no le dijo usted 'estoy muy bien' al policía que lo auxilió? Déjeme explicarle lo que pasó, yo llevaba a mi yegua en el platón de la camioneta...
¡No le pedí detalles, limítese a responder la pregunta! ¿Le dijo usted, sí o no, que estaba muy bien al policía que le ayudó?
Como le venía diciendo, llevaba a mi yegua en el platón de la camioneta y de pronto apareció un bus de su empresa...
¡Señor juez, estoy tratando de demostrar que esta persona le dijo que estaba muy bien a un policía, inmediatamente después del accidente!, ahora después de varias semanas, él demanda a mi cliente y eso se llama fraude. ¡Por favor, dígale que responda la pregunta!
El juez le explica al abogado que está interesado en escuchar la historia del granjero y le pide a éste que continúe.
Pues yo llevaba a mi yegua en el platón de la camioneta y de pronto, en un cruce, me topé con un bus que se comió la señal de pare y me estrelló de lado. Yo quedé paralizado por el golpe y la impresión, pero escuchaba que mi yegua gemía como loca, presa del dolor. Unos minutos después, llegó la patrulla de policía y un agente se bajó alarmado por los gemidos de mi yegua. El policía la examinó y finalmente sacó su arma y le pegó un tiro en medio de los ojos. Luego, vino hasta mí y me dijo, "su yegua estaba muy mal y tuve que pegarle un tiro para que no sufriera", ¿Usted cómo se siente?




Un solterón que vivía solo decide viajar a Europa. Su única mascota era un canario, el cual amaba ciegamente y era su única compañía. De manera que lo deja con su amigo, no sin antes advertirle que le avise si algo sucede con el canario. Después de 2 semanas de viaje, el solterón recibe un telegrama donde su amigo le informa que el canario murió. Consternado, regresa muy triste y va donde su amigo y le dice:
Mira, casi me matas con esa noticia, no estaba preparado. La próxima vez me tienes que avisar diferente, por ejemplo, me dices que el canario se estaba meciendo, luego, en otro telegrama me puedes decir que el canario se cayó y luego en otro, que el canario falleció de la caída. Así, yo ya estoy preparado.
El asunto es que nuevamente se va de viaje el tipo, para tratar de olvidar al canario. Al cabo una semana, recibe un telegrama que dice:
Tu mamá se está meciendo.




Cuando piensas acerca de las diferencias entre el trabajo y la prisión, quizás la prisión no es tan mala.
EN PRISION: Tu pasas la mayor parte del tiempo en una celda de 8x10. EN EL TRABAJO: Tu pasas la mayoría de tu tiempo en un cubículo de 6x8.
EN PRISION: Tu tienes tres comidas al día.
EN EL TRABAJO: Tu tienes un descanso para 1 comida y tienes que pagar por ella.
EN PRISION: Tu obtienes menos días por buen comportamiento.
EN EL TRABAJO: Tu eres recompensado por buen comportamiento con mas trabajo.
EN PRISION: Un guardia cierra y abre las puertas por ti.
EN EL TRABAJO: Tu debes llevar alrededor una tarjeta de seguridad y cierras y abres todas las puertas tu mismo.
EN PRISION: Tu puedes mirar la TV y jugar juegos.
EN EL TRABAJO: Tu eres despedido por mirar TV y jugar juegos.
EN PRISION: Tu tienes tu propio baño.
EN EL TRABAJO: Tu tienes que compartir.
EN PRISION: Ellos permiten que tu familia y amigos te visiten.
EN EL TRABAJO: Tu no puedes incluso hablarle a tu familia y amigos.
EN PRISION: Todos los gastos son pagados por los que pagan impuestos sin que se requiera trabajar.
EN EL TRABAJO: Tu pagas todos los gastos para ir a trabajar y entonces ellos restan impuestos de tu salario para pagar por carceles para prisioneros.
EN PRISION: Hay guardias que son a menudo sádicos.
EN EL TRABAJO: Ellos son llamados supervisores.
EN PRISION: Tu tienes tiempo ilimitado para leer los chistes por e-mail EN EL TRABAJO: Tú eres despedido si te atrapan mirando chistes.











-Tío he soñado que ganaba 200 millones como mi padre.
-¿Tu papá gana 200 millones?
-No también lo sueña




Un señor en su lecho de muerte manda a llamar a sus tres hijos y les dice: Héctor, a tí te dejo los departamentos periféricos. Juan a tí te dejo todos los departamentos de la Constitución. Pedro, a tí te dejo los de la calle Revolución.
En eso un amigo le pregunta:
Oye, yo no sabía que tu papá tenía tantas propiedades.
Y le reponden:
¡Era lechero!







Más chistes de Otros... Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED