HUMOR

Exageraciones





Era una tía tan gorda, tan gorda, que daba un salto en el aire y se quedaba atascada.




Era una casa tan chiquita, pero tan chiquita, que cuando llevaron un cuadro de la Santa Cena, los apóstoles se quedaron afuera.




Llega un niño de la escuela, va con su papá y le dice:
Papá, hoy en la escuela escribí como 3.597 hojas.
Y el papá le contesta:
¡Ay hijo, te he dicho 1.756.934 veces que no seas tan exagerado!











Era una señora tan gorda, pero tan gorda, que cuando se pesaba, la báscula le indicaba, "por favor, una persona a la vez".




Era una señora tan gorda, tan gorda, tan gorda, que se hizo un vestido de flores y se acabó la primavera.







Más chistes de Exageraciones Página principal
© Copyright 2000/2019 Roberto Pascobepop.com.ar
Diseño basado en TEMPLATED